CALLES

Hay que cuidar las calles, los símbolos que en ellas habitan, las señales históricas que incorporan, pero especialmente su nombre, pues el nombre es origen de muchas cosas. Por eso, si es necesario, se les deben cambiar para no recordar ni ensalzar hechos o personas que reflejan la colisión y la animadversión.

Pero hay calles que requieren especial cuidado por aquello de que en ellas habitaron o a ellas concurrieron quienes son exponentes de las mejores páginas de nuestra historia. La calle de Cervantes, de Jacinto Benavente o de Santiago Ramón y Cajal, no merece mal trato. Máxime cuando en ella se ubica la Real Academia de la Historia.

Real Academia de la Historia en la calle del LeónLa calle del León, llamada así con el paso del tiempo, pues antes fue la del Mentidero, como nos ilustra la Wikipedia, no es León o de León. Pues ni se refiere a persona alguna ni a la bella ciudad que fue donde se asentó la Legio VII Gemina romana, hace casi 2.000 años, y que dio nombre a la ciudad que más tarde fue reino.Placa en la calle del León

Y es lamentable que estas cosas no se cuiden por el Ayuntamiento de Madrid que permite y consiente que coexistan varios letreros a lo largo de la calle con denominaciones distintas. Algo que no es nuevo y que desde MadridMerece ya hemos comentado con anterioridad.

¿Tanto cuesta ser respetuosos con los nombres de nuestras calles?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s