OBSTÁCULOS

Paseando por Madrid hace unos días, en el cruce de las calles Zurbano y Génova, sí en ese sitio que están pensando, se podía ver la escena de la imagen que acompaña estas líneas. Observen la cantidad de elementos que se interponen entre el objetivo de la cámara y la fachada del edificio que se adivina al fondo.

Las ciudades de hoy en día disponen de un mobiliario urbano amplio y variado al servicio de sus habitantes para, en teoría, hacer más fácil la vida de estos. Desde bancos, presentes desde hace decenios, hasta postes de recarga eléctrica para vehículos, de más reciente incorporación.

Obstáculos en la víaPero lo que una ciudad no se puede permitir es que sus ciudadanos no sepan cómo moverse en ella. Porque no negarán que los bolardos de la imagen bien podrían servir para marcar una carrera de obstáculos, no sabemos si de esquí, de hípica o de ciclismo de montaña.

Claro que cuando los ayuntamientos se empeñan el número de obstáculos, que no de mobiliario urbano útil, puede aumentar exponencialmente y dificultar la vida de cualquier mortal. Lo malo es que no sabemos a quién beneficia.

Rana en el paseo de RecoletosUn claro ejemplo es la famosa rana que, en el paseo de Recoletos y no lejos de la calle Zurbano, puede contemplarse. Esto no aporta modernidad alguna a una ciudad suficientemente dejada de la mano del urbanismo.

La nueva corporación tiene muchas cuestiones que atender y esperamos que, algún día, comience a dar señales de vida y se ocupe de alguno de los problemas que apuntamos en MadridMerece.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s